Estrella Archs

estrellaarchs

Cuando el diseñador deja de ser diseñador para ser artista, y la bailarina se convierte en modelo de pasarela, ocurren cosas tan bonitas como esta. Las artes, en convivencia, hacen que el mundo sea un lugar maravilloso para vivir.

When the designer stops being just a desinger and changes to be an artist, and the ballet dancer becomes a fashion model, then happen such beautiful things like this. Coexistence between arts make the world a wonderful place to live.

collections

Una Experiencia Tipográfica – A Hand Lettering Experience

Hay infinitas maneras de decir lo mismo, tantas como personas hay en el mundo. Pero Leandro Senna tiene un mundo dentro de sí mismo. Por eso cuenta lo mismo de mil maneras.

There are infinite ways to tell the same, as many as people live in the world. But Leandro Senna is a world himself. That’s why he tells the same in lots of ways.

Multiusos | Multitask

El modisto debe ser arquitecto para saber cortar, escultor para dar forma, pintor para escoger los colores, músico para encontrar las armonías y filósofo para crear estilo. Cristobal Balengiaga

Couturier must be an architect of design, a sculptor for shape, a painter for colour, a musician for harmony and a philosopher for temperance. Cristobal Balenciaga

Clio Chiang

A veces, encontrar a alguien con semejante talento para el dibujo, me deja pasmada. Éste es el caso de Clio Chiang, artista canadiense que trabaja en Disney.

Sometimes, I feel stunned finding such talentet people. This is Clio Chiang‘s case, a canadian artist who works for Disney.

All You Need Is Slow

Es muy divertido ver cómo estiran los brazos, las agujas del reloj cuadrado hasta sus esquinas… Los movimientos geométricos siguiendo el orden y dirección de las agujas del reloj… Y el caracol en la TV

It’s funny to see how the arms get stretched, and also the squared clock’ second hands till the borders… The geometrical movements following the order and direction of the clock hands… And the snail in the TV

Por el Viejo Barrio

Hace mucho que no publico.Quizás porque no hay nada que contar. Quizás porque hay demasiado que decir. Quizás porque todos hablamos a la vez. Hay mucho ruido y necesito silencio.

Una reflexión: ya vale de mirar fuera, lo interesante está dentro. Sí, dentro, en el corazón. Por qué hablar de los demás teniendo un gran universo dentro. Pero contarlo… sería como sacar el tesoro de su baúl escondido. Los secretos son más bonitos cuando son secretos y nadie los desvela. Intuirlos… es más bello que conocerlos.

Hace poco descubrí a Xoel López. Guau!

Cambio de rumbo | Change the way

Vivo en el centro de Valencia,  y a diario escucho, como si vinieran a protestar a mi portería, a grupos pequeños, grandes o gigantes, gritando y exigiendo sus derechos a trabajar, a ganar dinero, a tener una buena vida. Y tienen razón, porque lo que vale la pena hay que pelearlo, pero.. ¿es éste el camino para lograrlo?. En parte. Quienes han metido la pata deben saber hasta dónde la han metido. Pero así no conseguiremos un trabajo, sólo enfadarnos más.

En realidad, lo que todos necesitamos es un cambio de perspectiva. Dejar de esperar a que nos den un trabajo, y pensar cómo podemos llegar hasta ese trabajo. Hace años leí ¿Quién se ha llevado mi queso?, que considero es una historia que se amolda perfectamente a nuestra situación. No debemos esperar a que el queso aparezca a nuestro lado, sino que debemos buscarlo. Puede que encontremos queso o no, da lo mismo, pero por el simple hecho de estar en movimiento nuestra vida comenzará a ser más feliz.

La imaginación es la clave. Veía el otro día un documental de Punset, en el que hablaba de la falta de educación en la creatividad dentro de las escuelas. Al parecer, desde la revolución industrial a todos los niños se les ha educado bajo las mismas pautas: calcular, copiar, memorizar, aprender. En aquella época tenía sentido, pues el trabajo estaba muy mecanizado y era bastante monótono. Sin embargo ahora nos encontramos inmersos en una revolución tecnológica en la que hay factores que llaman mucho más la atención de los niños y adultos. Nuestro trabajo ya no es repetir una y otra vez lo mismo, sino resolver pequeños retos cada día.

En realidad, cada profesión tiene su lado creativo, y eso distingue al buen del mal profesional. El abogado tendrá que ver el modo de salvar a su cliente combinando leyes, frases, argumentos, testimonios, como en un juego de inteligencia a gran escala. El ingeniero conoce el interior las máquinas de tal modo que puede transformarlas en algo totalmente nuevo, e incluso enviarlas al espacio y traerlas de vuelta. Hasta el vendedor de una tienda tiene que ser creativo para vender más, cuidando la estética del escaparate, cambiando la localización de los artículos y sabiendo cuándo una clienta necesita ayuda y cuándo no, y cuál es la frase perfecta que la clienta necesita escuchar para terminar de animarla a comprar. Por supuesto, las clásicas profesiones creativas son, en efecto, creativas. Y casualmente tienen un índice de satisfacción personal muy alto.

El problema es que no todo el mundo sabe que tiene un lado creativo y que hay muchas más oportunidades de las que creemos ver. Mientras no lo veamos, la humanidad se convierte en un bonito nido de víboras: cuando alguien tiene una buena idea, todos la copian en cuestión de segundos. Si Apple inventa el iPad… dodot inventa el iPañal. De lo más grandioso a lo más ridículo, todo tiene cabida en el universo de la copia. Y no todo está inventado. No, porque estamos sin trabajo, estamos en crisis, y nuestra burbuja de cristal se ha roto en mil pedazos. Quizás sea el momento de dejar de esperar, dejar de gritar, dejar de exigir que las cosas sean mejor y tratar de que lo sean por nuestros propios medios. Y para eso tenemos que pensar un poco: ¿qué puedo aportar yo al mundo?, ¿qué me puede aportar el mundo a mi? Es como un juego, todo tiene una solución, pero hay que encontrarla. Y mejor aún: hay una solución, o más, para cada persona.  Si no se te ocurre a ti, se me ocurrirá a mi.

Trabajar la creatividad es como ejercitar cualquier músculo. Al principio cuesta y con poco esfuerzo te cansas mucho. Además, es fácil desesperarse. La primera vez que me metí en la piscina pública, creía que no llegaba al otro extremo, y al cabo de un tiempo me vi nadando una hora completa sin parar. Todo es cuestión de constancia, las cosas no salen solas. El creativo no nace, se hace. Claro, cuanto más te esfuerzas, mejores son los logros y más motivación tienes. Nunca te compares con el cachas del gimnasio. A los que trabajamos en profesiones creativas, en ocasiones nos pasa que echamos de menos la monotonía. Yo tuve una época en la que envidiaba a los funcionarios de las ventanillas de correos: pon el sello, saca el ticket, envía el paquete a su destino. Puede parecer una tontería, pero me resulta particularmente divertido. El otro día se lo contaba a una amiga que es arquitecto, que me decía que a ella le pasa lo mismo, pero envidiando a las dependientas que reponen producto en las estanterías de los supermercados. A todos nos conviene el ejercicio, pero también el descanso. Si comparamos la creatividad con el ejercicio, y la monotonía con el descanso, obviamente crear sin parar satura y acaba siendo odioso. Todo lo contrario nos convierte en pasas. A más ejercicio, mejor forma física. El mundo funcionaría mejor si dividiéramos el tiempo y dedicásemos un momento exclusivamente a imaginar. Y, como el deporte, alegra la vida. ¿Qué más se puede pedir?

I live in the center of Valencia, and I listen daily, like in my door, to small, big or huge crowds shouting and demanding their rights to have a job, to get money, to have a good life. And they are right, because the what worths must be figthted, but.. is this the way to get it? Partly. The ones who have messed it up must know their mistakes. But by this way we will only get angrier, not a job.

Really, what we all need is a change of view. Stop waiting for a job an think how can we get a job. Some years ago I read Who moved my cheese? and it is a strory that adapts perfectly this situation. We mustn’t wait the cheese to appear at our side. We have to seek it. Maybe we’ll find cheese, maybe not, but just being in movement will make us happier.

The imagination is the key. The other day I was watching a Punset’s documentary film about the lack of education in creativity inside the schools. Since the Industrial Revolution, schools have educated childs under the calculating, copying, memorizing, learning paths. Then it had a sense, because the job was really mechanized. But now we are into a technological revolution where lots of facts attracts the attention of childs and adults. Our job is not a repetition of something once and again, it’s solving little challenges everyday.

Really, each profession has its creative side, and that’s what makes the difference between the bad and good professional. The lawyer will have to get the way to save his client combining laws, phrases, arguments, testimonials.. like in in a big intelligence game. The engineer knows the machine so good that he can change it into something totally new, and even send it to the space and bring it back later. Even the shop assistant has to be creative to sell more, taking care of the shop window appearance, changing the articles’ place and knowing when a client needs to be attended and when not, and what’s the perfect phrase to make the client buy the article.

The problem is that not everybody knows we all have a creative side, and there are many more opportunities than we think. While they don’t find their own imagination (and so, the opportunities) the humanity is becoming a cute nest of vipes: when somebody has a good idea, everybody copy it in seconds. If Apple creates the iPad, dodot creates the iPañal (iNappy). From the greatest concept to the most ridiculous, everything has a place in the copy universe. And everything is not created yet. No, because we don’t have a job. We are in crisis, and our beautiful crystal big bubble is broken . Maybe this is the moment to stop waiting, stop shouting, stop demanding better things, and try to get it by our own. And to get that we have to think: what can I give to the world? what can the world give to me? It’s like a game, everything has a solution, but we have to find it. And better: there’s a solution, or lots more, for every person. If you don’t have the idea, I will have it.

Working our creativity is like working a muscle. In the beginning it’s hard and you get tired soon. And also, it’s easy to feel desperated. The first time I got into the public swimming pool, I thought I would never arrive to the other side, and some time later I found myself swimming an hour. It’s only perseverance, ideas don’t come alone. The creative mind is made, it doesn’t appear alone. Of course, the more effort, the greater will be the result. But don’t try to compare yourself with the big muscle man of the gym. For the ones who work on creativity jobs, we sometimes miss the monotony. I had a time when I used to envy the ones who work on postal services: the ticket, the stamp, the box to the destiny. It could seem a small thing but I really find it funny. The other day I was telling it to a friend who is architect, and she told me she sometimes envy the people who works replacing products in the supermarket. It’s good for all to make exercise, but also to rest. If we compare the exercise with the creativity, and the rest with monotony, obviously creating non stop is so tiring and can be hateful. But doing the opposite makes us flabby. The more exercise we do, the better physic strength. The world would work better if we divided the time and dedicated a moment exclusively to imaginate. And, like sport, it will make us feel happier and better. What else?

Les Tribulations d’une Caissière

Ando loca con mil trabajos, mi imaginación va sola, en múltiples direcciones y con entusiasmo. Hasta aquí todo es bueno, pero no es fácil seguir su ritmo, jeje. El tiempo tiene un límite, y en organización espacio-temporal ando escasa. Pasito a paso, como una hormiguita, voy consiguiendo mis metas. Sin pausa pero sin prisa, como dirían todas esas personas que me quieren y saben que no tengo remedio…

Aquí, una bonita animación que he encontrado de casualidad. Me encantan los créditos animados al estilo modernista. Si son al principio de la película, aún me gustan más porque desvelan parte de lo que va a suceder, y de una manera creativa y fluída. Y yo, al contrario que mucha gente, me quedo encantada de la vida si me cuentan parte de la película, o incluso desvelan un poco el final. Lo importante es el modo en que se cuentan las cosas. Por cierto, la película no la he visto en mi vida, creo.

I’m doing crazy with lots of works, and my imagination runs alone, hyper happy and in lots of directions. Till now it’s all great, fut it isn’t easy to run behind, haha. Time has a limit and I’m lack of space-time organization. Step by step, like an ant, I get my challenges. I work through steadily without a break, as those people that love me would say, knowing there isn’t many things to change me in this way…

Here theres a beautiful animation I’ve met cassually. I love animated credits with modernist style. If they are in the beginning of the film, I like them even more, because they reveal part of what’s going to happen, and in a creative and fluent way. And I, just the opposite of many people prefferances, don’t mind if something or someone tells me some of the film, or even reveal the final a little bit. The most important is how the things are told. Curiosity: I think I haven’t seen this film ever..

El Empleo | The Employment

El Empleo es un corto de 2008, hecho por Santiago Bou y Patricio Plaza, Argentina. En él no hay palabras, pero tampoco hacen falta. Su discurso es claro y contundente. Daría para horas y horas de debate acerca del tema que a todos nos afecta: el trabajo. Jugando con lo surreal, ironiza con la realidad del trabajo como algo que nos enajena, nos aleja del ser personas para convertirnos en objetos funcionales. Exagera este mensaje con tanta fuerza que, sin pedirlo explícitamente, llama a la rebelión, a reclamar el derecho a la personalidad. Es por esto que las personas son retratadas como gente sin ilusión, cuyo trabajo les convierte en objetos útiles para los demás, incapaces de valorar lo bueno de su utilidad, o lo bueno que obtienen con el trabajo de los otros. Actuan como peones sin voluntad propia. Sus miradas son grises, no hay pupila, son como un agujero hueco y vacío que muestra su interior. El mensaje llevado al límite.

¿Positivo o negativo? Cualquier ser humano es consciente del propio crecimiento personal en el trabajo y de la satisfacción al obtener resultados: un sueldo, éxito profesional, una grata acogida del público… Pero, como todo, el mismo trabajo vivido sin sentido, sin ilusión, sin afán de superación, puede convertirse en nuestra mayor desgracia. No podemos olvidar que somos dueños de nosotros mismos y que, al fin y al cabo ésto es sólo una metáfora. La vida real es mucho más bella y rica en matices. Piensen, señoras y señores, piensen!

The Employment is a 2008 short animated film made by Santiago Bou and Patricio Plaza, Argentina. In this film there aren’t words, but this is not necessary. The message is so clear and heavy. It would take lots of hours discussing of the always trending theme: the job. Making surrealistic the real life, this film satirizes with the job as something that alienates us, drives us far of the “being a person” to make us functional objects. Is so exaggerated the message that, even without words, it calls us to the rebellion, to reclaim the human right of having personality. Is this the reason of the retreat of the people as people without illusion, whose job makes them useful objets for the rest of the people, unable to value their own utility, or the benefits of the other’s job. They act like pawns without will. Their eyes are grey, like an empty hole that shows their soul. This is the message taken to the extreme.

Is it positive or negative? Any person knows his own personal growing at work and the satisfaction of getting results: a salary, sucess, a good welcome by the public… But, like everything, the same job lived without sense, illusion or self-improvement, can become into our greatest misfortune. We can’t forget that we own ourselves and, finally, this is just a metaphore. The real life is prettier and richer in details. Think, ladies and gentlemen, think!

Vetusta Morla – Copenhague

El corría nunca le enseñaron a andar se fue,
tras luces palidas.
Ella huía de espejismos y horas de mar.
Aeropouertos, unos vienen otros
se van, igual que Alicias en ciudad.
El valor para marcharse el miedo a llegar.

Llueve en el canal, la corriente
enseña el camino hacia el mar.
Todos duermen ya.
Dejarse llevar suena demasiado bien.
Jugar al azar,
nunca saber dónde puedes terminar o empezar.

Un instante mientaras los turistas se van,
un tren de madrugada consiguió
trazar la frontera entre siempre o jamás.

Llueve en el canal, la corriente
enseña el camino hacia el mar.
Todos duermen ya.
Dejarse llevar suena demasido bien.
Jugar al azar,
nunca saber dónde puedes terminar o empezar,
o empezar.

Ella duerme tras el vendaval
se quito la ropa, sueña con despertar
en otro tiempo y en otra ciudad.
Dejarse llevar suena demasido bien.
Jugar al azar,
nunca saber dónde puedes terminar o empezar,
terminar o empezar,
terminar o empezar.

Architecture in Helsinki

Grupo berlinés con una música y videoclips más que especiales. Este videoclip en especial debió llevar bastante tiempo de producir ¿Quién hace hoy en día bordados para un grupo de música indie? En el home made está la respuesta… Cambian producción industrial por dedicación y limitación manual para conseguir ser únicos. Buena elección.

Music group based in Berlin with very special music and videoclips. This video had to take them many time to produce. Who makes embroidery today for an indie music group? In the home made it’s the answer… They change industrial production with dedication and manual restrictions to get being uniques. Good choice.

Tiempo | Time

Pasaron horas, días, meses… y durante todo este tiempo mi vida estuvo colapsada: trabajo, familia, estudios… Mil y una razones para no parar. Cientos de motivos para apenas encontrar horas de sueño. Ningún segundo dedicado a este blog. Siempre, siempre.. algo que hacer, algo prioritario, algo que me impedía parar, pensar, reflexionar, disfrutar. Por sorpresa, como un huracán, mi vida se transformaba de la noche a la mañana en un gran torbellino de tareas. El motivo: la nueva empresa de mis padres. Un nuevo frente en el que luchar, dejar mi piel, alcanzar la calidad de un trabajo bien hecho para ayudar a la familia que por mi peleó para darme la formación con la que hoy puedo vivir y disfrutar de la vida en toda su grandeza.

Con una mente hiperactiva en lo laboral y paralítica en lo personal, hace meses decidí que me tomaría unas “no vacaciones” del 15 al 21 de agosto de 2011. Tener 29 años y no haber ido jamás a una Jornada Mundial de la Juventud era un problema que había que solucionar cuanto antes. Y qué menos que ir cuando el Papa viene a tu propio país. Mucha de la gente que me conoce apenas sabe de mi vida como cristiana. Me gusta parecer ambigua, y creo que lo hago bien, porque cuando se trata de religión, ideología o política, no muestro la persona que hay dentro. Soy como un camaleón que adopta el color y textura de la superficie sobre la que se encuentra. Invisible, aparentemente idéntica a quien está cerca. Pero la realidad demuestra que el camaleón que simula ser una hoja, no es una hoja, y finalmente es descubierto. ¿El motivo? quizás, como el camaleón, sea la supervivencia. Evitar el rechazo, el prejuicio, el comentario inoportuno.. el hecho de demostrar que, aunque estoy en un árbol, no soy una hoja como todos los demás. Soy simplemente diferente: creo en Dios. Y no en Dios como un ser que un día me creó y me dejó caer en la Tierra para que sacara partido a mi tiempo disfrutando de placeres insípidos, sino en Dios como mi amigo, aquél que me acompaña esté donde esté, a las buenas y a las malas. Cuando mi cabeza está lejos y cuando está cerca. Aquel a quien puedo preguntar el por qué de cada acontecimiento de mi vida, sea triste o alegre. Él hace que mi vida tenga sentido, así que sé que estoy exactamente donde tengo que estar, y eso me hace feliz y útil, aunque las circunstancias sean adversas y, creedme, en los últimos años los sucesos que han ido marcando mi vida no han sido precisamente algo fácil de llevar.

La experiencia de esta semana ha sido una muestra de cómo un viaje puede reconstruirte, darte cuenta de que, quien había antes de llegar y quien se va, no son exactamente la misma persona. Que lo importante en la vida no es la cantidad de cosas que hagas sino la calidad con que las vivas. Y la grandísima experiencia de descubrir que no soy la única en el mundo sino que, en un aeródromo que parecía el peor de los desiertos, y con un clima apocalíptico, hay millones de personas de todos los rincones de la Tierra que también han descubierto el secreto de una vida feliz. Y es que hay infinitas maneras de encontrar la felicidad pero que, una vez encontrada, el resultado es siempre el mismo: Dios. ¿Por qué? da sentido a la vida. Sólo él sabe por qué existes. Si intentas hablar con él tal vez te lo cuente.

Hours, days, months passed by… and during all this time my life was collapsed: work, family, studies… Thounsands of reasons to never stop. Hundreds of reasons to hardly find an hour to sleep. No second dedicated to the blog. Always… something to do, something more important or immediate, something avoiding me to stop, to think, to reflect, to enjoy. It came surprisingly, like a hurricane, my life was becoming all at once in a huge tasks twister. The reason: my parent’s new enterprise. A new horizon to fight, get the quality of a good job for my family, those who did anything to give me the education that makes me live and enjoy the live with all its details.

With a hyperactive mind in the work area, and a paralytic mind in the personal area, some months ago I decided to have a “no holidays” from the 15 to 21 august of 2011. Being 29 years old and haven’t never been in a World Youth Day was a problem I had to solve as soon as possible. And, when the Pope is going to your country just for it, you mustn’t think it twice. Many of my colleagues don’t know I’m catholic. I like to seem ambiguous, and I think I do it well, because when the theme to talk is religion, ideology or politics, I never show the person inside me. I want to be like a chameleon, who adopts the colour and texture of the surface he is over. Invisible, apparently like the person next to me. But the real life shows that the chameleon who tries to look like a leaf is not a leaf, and he is finally discovered. The reason? maybe, like the chameleon, it’s the survival. Trying to avoid the rejection, the prejudice, the inopportune comment… the fact of saying the world that, as I’m in a tree, I’m not a leaf. I’m simply different: I believe in God. And I don’t believe in a God as the big being who created me once and left me in the Earth to enjoy my time with bland pleasures, but in God as my friend, who goes with me anywhere, in the good and bad moments. When my mind is far and when it’s near. He is the One I can ask the reason of everything that happens in my life, maybe it’s happy or sad. He makes my life worthy, so I know I’m exactly where I have to be, and that makes me feel happy and useful, even when the circumstances are adverse and, trust me, in the last years, the things that have happened to me haven’t been easy to overcome.

The experience of this week has been a sample of how a trip can reconstruct you, make you realize that the person who was before and the person who is leaving is not exactly the same one. The most important thing in the life is not the amount of things you can do but the quality and love you put on them. And the very big experience of discovering that I’m not the only one in the world but, in a airfield that looked like the worst of the deserts, with an apocalyptic weather, there are millions of people from all around the world who have discovered the secret of a happy and meaningful life. There are infinite ways to find the happiness but, once found, the result is always the same: God. Why? He gives sense to the life. Only He knows the reason of your existence. If you try to talk to him maybe he will tell it to you.