Bailey doesn’t Bark

Bailey doesn’t bark (Bailey no grita/ladra) es una tienda online que vende accesorios para el hogar, como tazas, con un diseño sencillo pero ingenioso. No sé si le serviría la sopa a un invitado con la vajilla de las hormigas, pero reconozco que me gusta y me divierte. Además de vajillas, también tienen trapos de cocina, libretas y tarjetas con los mismos diseños que adornan las vajillas. El tarjetón con el corazón-pizarra es una idea genial.

Bailey doesn’t bark is an online home accessories shop, like teacups, with a simple but ingenious design. I don’t know if I would serve the soup to a guest with the ants dinner service, but I recognise that I like and find fun on it. They also have towels, notebooks, and cards with the same design the dinner service has. The blackboard heart cart is a brilliant idea.

Póster Sucio | Dirt-Poster

El futuro nos pertenece a los pocos que todavía queremos tener nuestras manos sucias.

Me ha impresionado este póster de Reiner Tiangco. Es un poster que necesita tu participación. La parte trasera está ensuciada con tinta negra. Por delante, en cambio, es todo blanco, pero tiene zonas con brillo que repelen la tinta, y zonas mate, las letras, que la absorben y revelan el mensaje.

The future belongs to the few of us still willing to get our hands dirty.

This Reiner Tiangco poster has impressed me a lot. It requires your participation. The back of the poster is dirty of black ink. The front side, however, is all white, but it has glossy zones that repels the ink, and matte zones that take it and reveal the message.

Miedo | Fear

La valentía es: tener miedo, luchar contra él y vencerlo. Raquel, adolescente con cáncer.

El 15 de febrero es el día internacional del niño con cáncer, y la Asociación Española de Padres de Niños con Cáncer, ASION, ha preparado un libro hecho con fotografías de adolescentes enfermos, titulado “A través de mi cámara. El adolescente con cáncer fotografía su mundo”. En la noticia que he leído, me ha encantado esta frase de Raquel

Courage is: feeling fear, fight against it and defeat it. Raquel, a teenager with cancer.

The 15th February is the International Childhood Cancer Day, and ASION, the Spanish Asociation of Childhood Cancer Parents, has prepared a book with pictures made by cancer teenagers, titled “Through my camera. The Cancer teenager take photograph of his world”. In the news I’ve read, I’ve liked so much this Raquel’s phrase

Padre e hija | Father and Daughter

Hace varios años tuve la suerte de poder asistir a una conferencia de Michael Dudok de Wit, animador que ganó un Oscar con esta maravillosa historia. Contó tantas cosas, que intenté por todos los medios memorizarlas como si la vida me fuera en ello. No tenía papel, sólo un bolígrafo. Apunté lo que pude en los márgenes de un periódico gratuito. Aquel periódico lo perdí, pero aún recuerdo aquel momento. Primero nos mostró sus trabajos de animación, los anuncios que había realizado, los proyectos con alumnos en la universidad en la que trabajaba. Y cómo, después de unos años, decidió hacer una animación como gran proyecto personal: El Monje y el Pez, la historia de un monje que, un día, en el estanque del claustro, ve un pez saltando en el agua. A partir de ese momento el monje vivirá empeñado en capturar a ese pez. Aquella historia no cuajó bien en los festivales de animación y Michael Dudok de Wit se sintió decepcionado. Decidió hacer una nueva historia animada, y si esa historia tampoco funcionaba, abandonaría la animación. De aquella decisión nació Father and Daughter, su gran obra maestra. El empeño y amor que puso en aquella historia se percibe en cada plano, en cada detalle, en cada pincelada.

Tienen una belleza especial los planos que interpretan el silencio, como las hojas movidas por el viento, los pájaros volando, la rueda de la bici girando. En el cine de animación se suele caer en una especie de pánico al silencio, mostrándose así secuencias aceleradas seguidas de más y más prisa, como una carrera por llegar hasta el final de la historia con el corazón en un puño. Michael Dudok de Wit no sólo utiliza la animación para tratar un tema tan inusual como la separación de un padre y una hija, sino que además utiliza brillantemente los planos de transición haciéndonos sentir con más fuerza si cabe, el sentimiento de esa hija que desea volver a ver a su padre.

Some years ago I had the luck of attending a conference of Michael Dudok de Wit, the man who won an Oscar with this great and beautiful story. He told so many things that I tried anyway to memorize all of them as if I lost my life if I didn’t do it. I didn’t have even a little piece of paper, just a pen, so I wrote everything I could in the margins of a free newspaper I met. With the time, I lost that newspaper, but I still remember that moment. He first show us his animation works, the commercials, the projects he had developed in the university with the students, while working as teacher. And how, some years later, he decided to make an animation as a big personal project: The Monk and the Fish, a story about a monk who finds one day a fish in his cloister pond and decides to catch it by any way. Unfortunately, that story wasn’t well acepted in the animation festivals and Michael Dudok de Wit felt disappointed. He decided to make a new animation. If that animation didn’t triomph, he would leave the animation world. That decision made Father an Daughter to be born, his masterpiece. The love and hard work he put on this animation can be seen in any shot, any detail, any brushstroke.

I find a special beauty in the silence shots, like the leaves moved by the wind, the birds flying, the bycicle wheel first shot. Generally, in the animation cinema, it uses to be a “panic to the silence”, that makes the animations to be like an accelerated run to the final of the film, with our heart in our mouth. Michael Dudok de Wit, against to this tendance, decides to tell an atypical story, like the love and separation of a father and his daughter, and also uses billiantly those silence shots, making us feel even more what the daughter feels.